Aprendiendo

La niñez se caracteriza por ser la etapa del movimiento, toda la actividad y el pensamiento del niño se expresa a través de él, y lo hace porque lo necesita, porque explora y descubre, podemos llamarlo “aprendizaje inconsciente”,

Esta etapa está llena de posibilidades de aprendizaje, de experiencias motrices vividas, de tiempo y espacio suficiente para realizarlas; en otras palabras: oportunidad y espacio.

El cuerpo es un importante medio de expresión. El sentirse bien con su propio cuerpo, conocerlo y manejarlo, ayuda a comunicar mejor lo que se siente y da mayor confianza en uno mismo. Es conveniente que el niño, además de conocer su cuerpo, aprenda a expresarse a través de él de muchas maneras

La intervención educativa se propone lograr el desarrollo normal somato-psíquico-funcional del ser humano, mediante la implementación ajustada del movimiento en sus innumerables formas de aplicación. En este caso, el ser humano, en su etapa específica de la niñez, reclama y necesita de esta educación total, pero… ¡cuidado! No consideremos al niño como un hombre en miniatura. Éste es un ser especial con sus propias características biológicas, psicomotrices y afectivas, y su educación debe ser también especial y específica, basando en éstas sus objetivos, elección de contenidos y actividades.

Despojar al niño de estas oportunidades o pretender acelerar su proceso educativo físico nos traería consecuencias negativas en su ulterior desarrollo.

La Educación Física en el nivel inicial pretende:

  1. Satisfacer la necesidad de movimiento:
    El movimiento es vital para el niño, la actividad y la exploración son partes fundamentales de su vida, todo lo hace con movimiento. Es necesario conducir ese movimiento en forma correcta para que canalice su energía de manera útil y provechosa, por ejemplo, transformar los movimientos incoordinados y sin sentido en movimientos controlados y dirigidos a su propio fin.
  2. Favorecer los cambios posturales que deben producirse:
    La estructura esquelética sufre importantes cambios (aparición y fijación de las curvas fisiológicas de la columna, arquitectura pedal adecuada, palancas óseas mecánicamente aptas, etc.), tendientes a lograr una postura correcta, como así también surgen modificaciones en el aparato neuromuscular (músculos, ligamentos) que son indispensables para los cambios de postura.
  3. Definición de la lateralidad:
    Debemos darles la posibilidad de experimentar con diferentes formas de movimiento para que defina si usa la mano derecha o izquierda, o la pierna derecha o izquierda, hacia qué lado está la dominancia. Será necesario brindarle la oportunidad de ejercitar su lado dominante, sin forzarlo ni limitarlo. De esta manera logrará su seguridad.
  4. Vivenciar hábitos, habilidades, destrezas, descubriendo sus posibilidades:
    El niño quiere y exige cosas, ha descubierto su yo, por lo tanto deberá fortalecerlo y, para esto, debemos brindarle actividades que le posibiliten ejercitarse en los hábitos, destrezas y todo lo que le proporcione satisfacción, le dé seguridad y lo haga feliz.

Por eso cuando un niño está en movimiento…. es feliz !!!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s