Recomendaciones de la OMS.

Ha llegado a mis manos un artículo de la OMS (Organización Mundial de la Salud),Recomendaciones Mundiales Sobre la Actividad Física para la Salud, que me pareció muy interesante sobre todo porque hace referencia a la actividad en todas las edades y con las características y particularidades de cada etapa de la vida, además de la frecuencia, intensidad y tipo de actividad sugerida.

La OMS destaca la inactividad física como una de las enfermedades no transmisibles ENT y que es preciso evitar, o al menos intentar reducir cada vez más. Por eso estas recomendaciones pretenden prevenir las ENT mediante el incentivo de la actividad física y la incorporación en nuestro modo de vida.

Es hora de Entrenar

Es hora de Entrenar

De esta manera la OMS impulsa a los Estados miembros a desarrollar políticas que promuevan la puesta en marcha de planes sobre actividad física, estimular el transporte escolar o laboral como a pie o la bicicleta, y adoptar estructuras urbanas que faciliten la práctica de actividades físicas y recreativas.

Estas directrices permiten fundamentar las políticas nacionales sobre la actividad física y la salud pública, y fijar los objetivos y metas entorno a la promoción de esa actividad. Aunque este articulo recomienda la frecuencia, intensidad y tipo de actividad, no expone la forma de intervención y metodologías para llevarlo a cabo.

Las recomendaciones intervienen en  diferentes aspectos:

  • Salud cardiorespiratoria: cardiopatía coronaria, enfermedad cardiovascular, hipertensión.
  • Salud Metabólica: diabetes, obesidad.
  • Salud del aparato locomotor: salud ósea, osteoporosis.
  • Cáncer: de mama, de colon.
  • Salud funcional y prevención de caídas.
  • Depresión.

Para ello diferencia 3  grupos de edades:

  • 5 a 17 años Recomienda para los niños y jóvenes, participar en actividades que ayuden a su desarrollo natural y sean placenteras; actividad aeróbica y fuerza muscular durante 60 minutos diarios en forma de juegos, deportes, o actividades recreativas.

La experiencia observacional y experimental permite afirmar que la mayor frecuencia e intensidad de la actividad física desde la infancia y durante la edad adulta se expresa en menores tasas de mortalidad por enfermedades cardiovasculares y diabetes, y por lo tanto, el desarrollo de una vida más saludable. La actividad aeróbica contribuye a mejorar el sistema cardiovascular y óseo, el desarrollo metabólico y reducir los síntomas de ansiedad y depresión.

  • 18 a 64 años: Los adultos necesitan mejorar las funciones cardio-respiratorias y musculares y la salud ósea a través de actividades recreativas o de ocio como paseos a pie o en bicicleta, juegos deportes o el trabajo. Para esto recomienda un mínimo de 150´ de actividad aeróbica moderada o 75´de actividad vigorosa, llegando a 300´para obtener mayores beneficios. (3 a 5 días por semana, mínimo 30´diarios).

Existe una relación directa entre la actividad física y la salud cardiorespiratoria, la reducción de riesgos se consigue a partir de los 150´de ejercicio moderado o intenso a la semana. La actividad aeróbica facilita el mantenimiento del peso corporal  mediante el equilibrio energético que ofrece el gasto de energía a través del movimiento. Hay evidencias de que las personas más activas desarrollan menor tasa de mortalidad, cardiopatía coronaria, hipertensión, accidentes cerebro-vasculares, diabetes, cáncer de colon o mama, y depresión.

  • 65 años en adelante recomienda la dedicación de entre 75´y 150´ semanales con la posibilidad de aumentar hasta 300´semanales, de actividad aeróbica moderada y vigorosa, poniendo énfasis en el fortalecimiento de los grandes grupos musculares.

Para los adultos con movilidad reducida es importante poner énfasis en el equilibrio para evitar las caídas. La evidencia en relación a la actividad física es clara, ya que las personas que han desarrollado y desarrollan alguna actividad física presentan menores tasas de mortalidad, cardiopatía coronaria, hipertensión, cáncer de colon o mama, diabetes; en consecuencia tienen una composición corporal más sana, con lo cual el aumento de actividad se traduce en beneficios para su salud y menor riesgo de enfermedades discapacitantes.

Todas estas recomendaciones son validas para todos los individuos, aunque es necesario adaptarlas a los riesgos y limitaciones de los casos particulares, y en especial en las edades más avanzadas.

Las recomendaciones mundiales sobre actividad física y salud sirven de orientación a profesionales de diversas aéreas debido a la participación multidisciplinar en la planificación y puesta en marcha del proyecto: profesionales sanitarios y de la salud, educadores, científicos, periodistas y comunicadores, responsables políticos.

Organización Mundial de la Salud, 2010

Anuncios

Un comentario en “Recomendaciones de la OMS.

  1. Pingback: Running, Zumba o Pilates. | Con mi café

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s