Velocidad

La velocidad se define como la capacidad de realizar acciones motrices en un tiempo mínimo, estas acciones normalmente son de corta duración, no producen fatiga y las resistencias o cargas utilizadas son de baja magnitud. Esta es una cualidad que tiene gran dependencia del sistema nervioso central y debido a su rápida maduración es una de las que se pueden trabajar desde edades muy tempranas.

  • Velocidad de acción o gestual es la cualidad que nos permite realizar un gesto, mover una parte del cuerpo en el menor tiempo posible. Un esgrimista que maneja el florete o un jugador de tenis de mesa que deben mover el brazo a una gran velocidad para golpear la pelota con la pala.
  • Velocidad de reacción es la capacidad de responder lo más rápidamente posible a un estímulo. La necesita un corredor de velocidad para salir muy rápido una vez suena el disparo de inicio de la prueba, para que un portero de balonmano o fútbol sea capaz de lanzarse en centésimas de segundo hacia el lugar exacto dónde va el balón.
  • Velocidad máxima o de desplazamiento es la que permite desplazarse de un lugar a otro, recorrer una distancia en el menor tiempo posible. Por ejemplo un corredor de velocidad que debe llegar lo antes posible a meta, o un jugador de fútbol debe superar a su contrario.

La velocidad, como capacidad física se relaciona directamente con el sistema muscular y nervioso.

Las órdenes se crean en el cerebro y se propagan en forma de impulsos nerviosos a través de las neuronas que se conectan entre sí para llevar la información hasta las fibras musculares que se activan provocando la contracción y por lo tanto, el movimiento.

En un movimiento voluntario:

  1. El cerebro crea la orden de realizar un movimiento.
  2. Esta orden pasa al cerebelo en forma de impulso nervioso para coordinar el movimiento.
  3. Desciende por el tronco del cerebelo  a través de las neuronas de la medula espinal, por dentro de la columna vertebral.
  4. Luego el impulso nervioso pasa a los nervios raquídeos, encargados de su transmisión hacia las diferentes zonas del organismo, desde las vertebras hasta las fibras musculares.
  5. Los nervios se ramifican para poder inervar todas las fibras musculares y producir la contracción.

¿De qué depende la velocidad?

Factor Nervioso: Cuanto más rápida sea la conducción nerviosa, mas rápidos podrán ser los movimientos; depende de la rapidez con que los impulsos nerviosos recorren la distancia entre el cerebro y las fibras musculares. Una buena coordinación de los movimientos y un aprendizaje correcto de la técnica deportiva favorecerán la realización del ejercicio.

Factor Muscular: La musculatura tiene básicamente dos tipos de fibras musculares: rápidas y lentas. Cada uno de nosotros tiene una proporción diferente de unas y otras. Las personas con más fibras rápidas son, en general, más veloces y explosivas, por el contrario, las que tienen mayor cantidad de fibras lentas son, en general, más resistentes. Las personas con mucha fuerza explosiva o potencia son también muy rápidas.

Beneficios del entrenamiento de la Velocidad.

  • El entrenamiento de la velocidad provoca una serie de cambios en nuestro organismo. Después de un tiempo suficiente de práctica, y tras numerosos entrenamientos:
  • El sistema nervioso aumenta la velocidad de transmisión del impulso nervioso hacia los músculos.
  • Los esfuerzos de fuerza potencia provocan una hipertrofia muscular: aumento del volumen de la musculatura empleada.
  • Aumentan las reservas de energía propias del esfuerzo corto y rápido.

Desarrollo de la velocidad:

El entrenamiento de la velocidad puede iniciarse en edades tempranas, en especial la velocidad de reacción. Los niveles de velocidad van en aumento llegando a alcanzarse los valores máximos alrededor de los 19 a 24 años.

Los métodos de entrenamiento de la velocidad más utilizados son los siguientes:

  • Carreras cortas y repetidas: Consiste en la realización de diversas repeticiones sobre una distancia entre 30 y 80 metros recorriéndola a la máxima velocidad posible. El descanso después de cada repetición debe ser suficiente para afrontar la siguiente repetición al máximo  de la capacidad.
  • Reacción ante diferentes estímulos: es un método para trabajar la velocidad de reacción, consiste en salir lo más rápido posible desde diferentes posiciones y recorrer una distancia corta. El estímulo para la salida puede ser sonoro, visual, táctil; la posición de salida puede ser de pie, sentado, tumbado…
  • Multisaltos: son saltos que se realizan seguidos a una velocidad muy elevada, ayudan a mejorar la velocidad de desplazamiento.
  • Trabajos con sobrecarga: como una opción moderada, se trata de recorrer una distancia venciendo la oposición que nos ofrece una sobrecarga, con gomas elásticas, con objetos para arrastrar, etc, para mejorar la velocidad de desplazamiento.
  • Juegos de carrera, que mejoran también velocidad de desplazamiento.
  • Ejercicios de coordinación de movimientos que implican mejorar la ejecución de las acciones técnicas del deporte.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s