Pirámide Nutricional

www.fitnessrevolucionario.com

FitnessRevolucionario.com

El origen de los productos que consumimos es determinante para valorar la calidad de la alimentación.

En tiempos de los primeros homínidos, hace 2 millones de años, se alimentaban de los productos que se encuentran en la naturaleza, principalmente animales y plantas, eran los que tenía a su disposición y los que cubrían las necesidades de la actividad diaria que realizaba para obtenerlos.

Más tarde llegó la ganadería y la agricultura, lo que le dio acceso a los cereales y lácteos.

Aunque biológicamente nuestro organismo es igual que el de aquellas épocas, nuestro cuerpo evolucionó para procesar los alimentos manufacturados de manera artificial, que son la mayoría de los que consumimos actualmente (ya sean vegetales o animales).

Según la Pirámide Nutricional Clásica, los cereales deberían ser la base de nuestra alimentación (pasta, pan, harina, arroz…); y la leche y sus derivados debería ser más frecuente en nuestra dieta que el pescado o los huevos.

Piramide nutricional clasica

Piramide nutricional clasica

El cuerpo humano todavía se está adaptando a los productos que se introdujeron en la última etapa de su evolución, y por tanto su consumo no debería ser considerado como imprescindible en la dieta, sino incluirlos en menor proporción.

Fitness Revolucionario nos propone una variante. La base de nuestra alimentación debería componerse de verduras y frutas, luego proteínas como el huevo, pescados y carnes, y por último y en menor cantidad y frecuencia la leche, cereales o legumbres.